Mavi Mestre: “Las universidades europeas se enfrentan a la necesidad de dar respuesta al cambio tecnológico”

La nueva rectora de la Universitat de València (UV), Mavi Mestre, reclamó el pasado 8 de mayo, durante su investidura, una mejora de la financiación universitaria y la necesidad de un Pacto por la Ciencia, la Educación y la Universidad Pública.

Ante todo, enhorabuena por su nombramiento como Rectora de la Universitat de València, sin duda un hito para la Institución. ¿Qué retos son los primeros que abordará en esta nueva etapa?
Nuestro principal reto es situar a las personas en el centro de las políticas universitarias. Por ello vamos a trabajar en mejorar las condiciones de vida en los campus universitarios, en el desarrollo de políticas de conciliación de vida profesional y personal, y en la mejora de las condiciones laborales de las y los trabajadores universitarios.

¿Cómo describiría el nivel de innovación tecnológica en el mundo universitario?
Las universidades son agentes de innovación: de producción de ciencia y de tecnología, pero también de su aplicación a través de la transferencia de conocimiento a los tejidos productivos. Creo que el nivel de innovación tecnológica en las universidades es elevada, aunque en la dimensión que suele visualizarse habitualmente, que es en la docencia, debemos tener en cuenta las especificidades y peculiaridades de la enseñanza, lo que se ha querido presentar muchas veces como una falta de innovación docente. Y eso no es así.

Uno de los ámbitos más castigados en los últimos tiempos es la I+D+i, ¿qué soluciones han de plantearse para evitar la “fuga de cerebros” y facilitar la actividad científica?
Debemos tener en cuenta dos restricciones que condicionan la autonomía universitaria en este ámbito: la financiación universitaria y las políticas de contratación y de tasa de reposición. Por tanto, para abordar esta problemática a nivel estatal, necesitamos el impulso de un pacto por la ciencia que permita crear nuevas figuras contractuales, que nos autorice a la flexibilización de la contratación en el ámbito de la investigación y nos permita la estabilización y consolidación de equipos de investigación con suficiencia de recursos financieros para poder desarrollar investigación puntera.

¿Qué medidas van a tomar para potenciar la internacionalización de la investigación de la Universidad?
Nuestra universidad puede decir, con orgullo, que cuenta con más de mil convenios de colaboración con universidades de todos los continentes, incluyendo nuestros acuerdos de colaboración estables con Harvard y Berkeley. La movilidad estudiantil es una realidad y estamos impulsando la movilidad del PDI, lo que requiere de recursos adicionales y del desarrollo de acuerdos que permitan poner en valor nuestra investigación para generar redes internacionales que apuesten por una investigación puntera colaborativa y de calidad.

¿Son los problemas de nuestras universidades similares a las del resto de Europa?
En buena medida así es. Después hay un conjunto de especificidades que nos son propias. En términos generales todas las universidades se enfrentan en Europa a la necesidad de dar respuesta al cambio tecnológico, rápido y profundo, y la necesidad de los tejidos productivos de nuevos profesionales y de incorporación tecnológica y de innovación en procesos, mientras que las y los jóvenes regresados se enfrentan a mercados de trabajo fragmentados y precarizados. A estas características de las economías europeas avanzadas hay que añadir la profunda crisis fiscal que han experimentado la mayor parte de nuestras sociedades. Entre las especificidades se encuentran determinadas políticas de consolidación fiscal aplicadas en España, en parte impuestas por Europa, que han supuesto la implantación de medidas que han sido contracíclicas a las de otros países europeos y que nos pueden llevar a abrir brechas entre sistemas universitarios y de I+D+i entre estados europeos.

¿Qué iniciativas tienen previstas para el área de Investigación e Innovación de la Universitat?
Hemos planteado a la comunidad universitaria: dar apoyo a la formación y la retención del talento, y facilitar su actividad científica; impulsar la captación de fondos internacionales; fomentar una investigación de excelencia y una política de transferencia a los tejidos social y productivo que contribuya al desarrollo de un modelo social basado en el conocimiento; estabilizar y promocionar al personal investigador, garantizando el relevo generacional; estimular la investigación y la cooperación científica y potenciar la internacionalización.

¿Qué opinión le merece el trabajo que desde los centros de REDIT se lleva a cabo para fomentar la innovación en las empresas?
Los Institutos Tecnológicos son uno de los pilares necesarios en la articulación de modelos de innovación en la medida en que permiten una mayor relación entre los centros de producción de conocimiento y los tejidos productivos, y entre las empresas y cooperativas que configuran cada industria. Solo desde esa colaboración, que dinamiza REDIT en una economía tan característica como la nuestra, podemos poner en valor políticas de I+D+i útiles y valiosas para los tejidos industriales y de servicios y para la sociedad en su conjunto.

La Universitat forma parte de RUVID, ¿cómo valora esa iniciativa?
En línea con lo que he apuntado sobre REDIT, las universidades constituimos RUVID como esa red universitaria necesaria para poner en común políticas de I+D+i y de difusión del conocimiento generado en las universidades, así como de la divulgación científica.

¿Qué puentes a día de hoy están consolidados entre Universidad y empresa? ¿Y cuáles faltan aún por construir?
Existe una fuerte relación entre la universidad y los tejidos productivos, tanto en su forma empresarial como de economía social. Los contratos y acuerdos de transferencia de conocimiento y de impulso a la innovación y los programas de desarrollo de talento y de apoyo a la creación de empresas y de nuevos sectores industriales impulsados por la Universitat son un claro ejemplo. Ahora bien, en la singularidad de nuestro tejido industrial debemos avanzar en extender estas relaciones existentes a aquellas empresas de menor dimensión, como es el caso de las PYME y microempresas.

En su programa le ha dado una gran importancia al trabajo en equipo. ¿Cree que Universidad, Empresa y Sociedad van de la mano?
Siempre ha sido necesario trabajar conjuntamente para garantizar un progreso equilibrado de la sociedad, pero en el contexto de una sociedad global del conocimiento no podemos pensar en avanzar si no se colabora compartiendo objetivos, dialogando, alcanzando acuerdos y trabajando, codo a codo, cada uno en su ámbito de actividad, para garantizar un futuro más próspero.

 

BAJO EL MICROSCOPIO
•Un libro que le haya marcado
El Tiempo entre costuras, de Maria Dueñas
•¿Cuál es su comida favorita?
Paella en sus diferentes variedades, especialmente la de marisco
•¿Qué tipo de música prefiere?
Música Clásica
•¿Cuál es la última película que ha visto?
Campeones
•¿En qué país se perdería?
En Australia

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + diecinueve =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X