ITENE mejora las propiedades de materiales compostables y reduce su coste para impulsar su aplicación en bolsas para alimentos

Fecha

ITENE ha logrado mejorar las propiedades de los polímeros compostables PLA (ácido poliláctico) y PBAT (tereftalato de adipato de polibuteno), así como reducir el coste de este último, todo ello para impulsar su aplicación en envases flexibles tipo bolsa para alimentos en sustitución de los materiales de origen fósil actuales.

Estos resultados se han obtenido en el proyecto de I+D EXTRECH (julio 2021 – junio 2022), orientado a dar soluciones a la cadena de valor del envase y embalaje mediante el desarrollo de formulaciones basadas en plásticos sostenibles. Para ello, se colaboró con las empresas Inplasba, en cuyas instalaciones se realizó la producción de films compostables mediante extrusión film soplado para su utilización posterior en bolsas, e Interval, en la cual se realizaron las pruebas de confección del envase tipo bolsa.

En este proyecto, financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) con fondos FEDER, se han obtenido materiales compostables para aplicaciones de envase flexible tipo bolsa apto para contacto alimentario. Para ello, se ha empleado la tecnología de extrusión reactiva, que permite llevar a cabo una reacción química en fundido dentro de la extrusora para producir polímeros con mejores propiedades.

A este respecto, el responsable del proyecto en ITENE, Alejandro Guillem, ha destacado que los avances alcanzados permiten dar respuesta a los requisitos en materia de sostenibilidad ambiental que implica la estrategia europea de economía circular para el sector del packaging. Por ello, ha resaltado que “el desarrollo y la validación de materiales de envase avanzados y sostenibles de acuerdo con los requerimientos de su aplicación final representan una de las principales líneas de trabajo llevadas a cabo en ITENE”.

En concreto, se ha empleado la extrusión reactiva para mejorar la flexibilidad y la procesabilidad del PLA mediante extrusión film soplado, logrando a su vez un buen grado de transparencia.

Por otro lado, se ha aplicado la extrusión reactiva sobre el PBAT para reducir su coste entre un 20% y un 25%, aproximadamente, al tiempo que se mejora su resistencia mecánica, lo que permite que sea apto para aplicaciones de bolsa de alimentación. Los avances sobre biopolímeros alcanzados en el marco del proyecto EXTRECH se han difundido en una Tech Transfer Session gratuita que se celebró de forma online el 14 de junio.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

noticiasrelacionadas

4 agosto 2022

ITC-AICE y el Ayuntamiento de Onda colaborarán en sostenibilidad y simbiosis industrial

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE) y el Ayuntamiento de Onda han mantenido un encuentro para estudiar posibles...
4 agosto 2022

AIJU moviliza más de 12 millones de euros en proyectos de investigación e innovación en seguridad infantil o nuevas tecnologías

AIJU movilizó en 2021 más de 12 millones de euros con el desarrollo de medio centenar de proyectos...
27 julio 2022

AIMPLAS coordina un proyecto para optimizar la producción de metanol sostenible y reducir las emisiones de dióxido de carbono

Desde hace un año, diez entidades europeas y japonesas trabajan en equipo en el marco del proyecto LAURELIN...

SuscripcionesREDIT

¡Suscríbete y recibe la información más reciente sobre la actividad de REDIT y sus centros!

Email:

He leído y acepto los términos y condiciones