ITC estudia la sostenibilidad del uso de biomasa como fuente de energía renovable

El ITC está estudiando la sostenibilidad del uso de biomasa residual, agrícola y forestal, a través del proyecto CLEANBIOM: Estrategia integral para predecir, controlar y asegurar la sostenibilidad de la combustión de biomasa residual agrícola y forestal.

Gracias a los conocimientos generados en materia de calidad del aire y sostenibilidad en el proceso cerámico, el Instituto de Tecnología Cerámica extiende su experiencia a otros ámbitos, por eso el ITC lidera el proyecto de I+D+i CLEANBIOM: Estrategia integral para predecir, controlar y asegurar la sostenibilidad de la combustión de biomasa residual agrícola y forestal, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad a través del Programa Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación Orientada a los Retos de la Sociedad. En el proyecto también participan el CIEMAT, un Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas Organismo Público adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad, y la Universidad del País Vasco, aportando su experiencia y capacidad investigadora. La duración total prevista de este proyecto es de tres años, desde su inicio en el mes de julio de 2014, hasta su finalización, prevista en diciembre de 2016.

A través de CLEANBIOM, el ITC estudia el impacto de las emisiones en la combustión de biomasas no gestionadas en la actualidad. Se ha identificado que las emisiones de material particulado (PM), vienen siendo uno de los contaminantes más relevantes por su afección sobre la calidad del aire y, a su vez, por su efecto sobre la salud humana.
Estos primeros avances del proyecto se van a explicar hoy, 2 de junio, y también mañana, día 3, en Bilbao, en el marco del foro Coolsweep “Waste as a Resource”, que agrupa a centenares de expertos en la generación de nuevos recursos energéticos a partir de residuos.

Según los investigadores del ITC: “el desarrollo del proyecto CLEANBIOM es muy importante, ya que la regulación de las emisiones relacionadas con las instalaciones de biomasa habrá de realizarse en estos próximos años por trasposición de las directivas vigentes, y para poder dar cumplimiento a los objetivos establecidos en el Plan Aire 2013 (Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016), elaborado por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente”.

En el proyecto CLEANBIOM se plantean cuestiones necesarias en la actualidad como, por ejemplo, evaluar los impactos de las emisiones de la quema de biomasa residual a la atmósfera, a fin de poder suministrar criterios objetivos de limitación de las mismas.

Además, trata de monitorizar centrales medias (menos de 50 megavatios) en tiempo real y en condiciones compatibles con la operatividad en estas plantas, es decir, a bajo coste y sin requerimientos especiales de mantenimiento.

Para optimizar la gestión de este tipo de centrales, también se está tratando, a través del proyecto, de proveer de instrumentos de ingeniería de procesos (de predicción y optimización) capaces de suministrar información útil a quienes operen en la planta sobre su óptima gestión.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − siete =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X