Desarrollo de un envase activo que alarga la vida útil de los cosméticos

En el marco del proyecto Acticospack, ITENE ha desarrollado un envase activo para cosmética basado en la incorporación de conservantes y antioxidantes naturales en el envase en lugar de en el producto, alargando la vida útil del mismo, 

De esta manera, se disminuyen en un gran porcentaje los conservantes que se añaden a los cosméticos para su conservación, a la vez que el producto se conserva en perfecto estado hasta su consumo total, gracias a la liberación controlada de conservantes desde el envase activo. De momento, estos envases activos se han desarrollado para champú, loción solar y crema facial.

Se han desarrollado tres prototipos concretos de envases activos basados en el empleo de diferentes materiales como el PET, el PE y el PP. Los nuevos envases activos han sido especialmente diseñados y desarrollados teniendo en cuenta las propiedades específicas de cada tipo de material de envase y los requerimientos de conservación de cada cosmético”, ha explicado José Bermúdez, responsable técnico de Acticospack y jefe de proyectos de nuevos materiales y envases activos de ITENE.
Asimismo, los resultados han sido muy satisfactorios. Luis Torró, coordinador del proyecto y responsable de I+D en Laboratorios Acento (Grupo La Española), ha indicado que con el envase Acticospack “el producto se conserva adecuadamente y no hay crecimiento de microorganismos no deseados, y lo más importante es que se ha conseguido disminuir entre un 25% y un 40% los conservantes que se están incorporando en estos momentos en los cosméticos sin perder vida útil”.
El proyecto Acticospack ha sido desarrollado por un consorcio formado por las empresas Laboratorios Acento, InduPlast, Gepack, Lameplast Group y los centros de I+D ITENE y Fraunhofer Item, y ha contado con la financiación del VII Programa Marco Europeo.

“El trabajo desarrollado por ITENE en este proyecto ha sido fundamental, ya que ha aportado un modelo para el desarrollo de envases activos en cosméticos a futuro”, ha señalado Luis Torró.

Reto tecnológico en la cosmética

La reducción de conservantes en los productos cosméticos es un reto tecnológico en Europa. Sin embargo, los cosméticos bajos en conservantes tienen un menor efecto antimicrobiano que los formulados tradicionalmente, requiere de formulaciones novedosas y sólo serían posibles mediante soluciones tecnológicas como las desarrolladas en este proyecto. A cambio, el consumidor gana en seguridad y calidad en el producto.
Luis Torró también explica el gran reto asumido en esta iniciativa de “conseguir productos cosméticos que fueran seguros, con una tecnología que no fuera excesivamente cara y ser capaces de incorporar aquellas sustancias activas que le van a permitir a ese envase garantizar la seguridad del cosmético”.
Europa es una gran productora de cosméticos que incluye más de tres mil pymes del sector. Pero para mantener su posición, la industria debe seguir innovando para proveer al mercado de mejores productos y de una mayor calidad.

La investigación que ha llevado a estos resultados recibe financiación del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea, bajo el acuerdo con nº 315720.

Más información

El vídeo del proyecto se puede visualizar aquí 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + diecisiete =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X