AINIA logra un cosmético probiótico más eficaz gracias a un sistema de doble microencapsulación de sus componentes

Fecha

El microorganismo probiótico se mantiene estable y vivo en el momento de la aplicación sobre la piel

AINIA ha desarrollado un ingrediente cosmético basado en el probiótico Lactobacillus, cuya viabilidad permanece inalterada, gracias a la aplicación de un sistema de doble microencapsulación que permite estabilizar el microrganismo probiótico, manteniéndolo vivo en el momento de la aplicación sobre la piel.

La primera capa de microencapsulación aplicada aporta la estabilidad y viabilidad al probiótico, mientras que la segunda capa lipídica, le aporta cierta protección del medio, permitiendo, además, su liberación de forma controlada en contacto con la piel, mediante la fricción y fusión por efecto de la temperatura.

En cuanto a los materiales empleados para el recubrimiento, “en la primera capa se ha utilizado una cobertura de carbohidratados. En la segunda, un recubrimiento lipídico, insoluble en medio acuoso, sólido, que se funde a temperaturas cercanas a las corporales y que consigue maximizar la viabilidad del microrganismo en el momento de aplicación” apunta Daniel Rivera, del Departamento de Nuevos Productos y Procesos de AINIA.

Además, se ha trabajado en seleccionar los sistemas de encapsulación que minimicen la pérdida de viabilidad durante el proceso de estabilización y microencapsulación. La primera etapa de encapsulación se ha tratado mediante secado por atomización (spray drying), mientras que en la segunda, a través de enfriamiento por atomización ( spray chilling, spray cooling o spray congealing). “Estas dos tecnologías son fácilmente escalables a producciones industriales”, señala Rivera.

Microencapsulación: un paso más hacia la cosmética del futuro

La microencapsulación es una tecnología clave para la personalización del producto y su mejora funcional. Este proceso permite la conservación de las propiedades de los productos mediante la protección de las sustancias o principios bioactivos por una matriz que impide que se pierdan. Así, se logra protegerlos de la reacción con otros compuestos, frenar las reacciones de oxidación e incluso, liberar sustancias de forma controlada, como es el caso.

Incorporación de probióticos en formulaciones cosméticas

En los últimos años se ha podido constatar una creciente incorporación de probióticos en formulaciones cosméticas. Son los denominados cosméticos probióticos. El reto tecnológico radica en estabilizar el microorganismo probiótico y mantenerlo viable y vivo en el momento de la aplicación de la fórmula cosmética sobre la piel.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

noticiasrelacionadas

20 mayo 2022

ITC-AICE impulsa la Simbiosis Industrial como estrategia de crecimiento sostenible en las empresas

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC-AICE) avanza en su impulso a la Economía Circular a través de la...
19 mayo 2022

AIMPLAS crea una ‘garra’ robot para facilitar la rehabilitación de lesiones musculoesqueléticas

La robótica blanda, conocida también como soft robotics, permite crear robots con materiales flexibles y una estructura que...
19 mayo 2022

ITENE desplegará en HISPACK sus soluciones para un envase sostenible y seguro

El centro tecnológico ITENE participará del 24 al 27 de mayo en la próxima edición de la feria...

SuscripcionesREDIT

Elige el tipo de suscripción sobre la que quieras estar informado:

Email:

Tipos de suscripción:

Suscripción a InfoRedit
Informacion sobre la actividad de Redit
Suscripcion al Blog de Innovación
Suscripción al Informativo Audiovisual