Premian una investigación de INESCOP que desarrolla antibióticos microencapsulados

INESCOP, en colaboración con traumatólogos del Hospital Gregorio Marañón y de la Universidad Pontificia Comillas, ha desarrollo una estrategia antimicrobiana para prevenir y tratar infecciones relacionadas con implantes de prótesis.

basada en la microencapsulación del antibiótico, su incorporación en el cemento óseo, y su posterior liberación de forma controlada y localizada. Recientemente esta investigación ha recibido el Premio de Investigación Básica en Cirugía Ortopédica y Traumatología 2016 de la Fundación SECOT (Sociedad española de cirugía ortopédica y traumatología).

Elda, 18 de octubre de 2016.- Las infecciones microbianas representan una complicación común en intervenciones quirúrgicas en las que se insertan prótesis internas. Por este motivo, el desarrollo de nuevas terapias que permitan el tratamiento localizado y efectivo de infecciones provocadas por microorganismos se ha convertido en un objetivo de gran interés social y sanitario.

La investigación de INESCOP, en colaboración con los profesionales del Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Gregorio Marañón y la Universidad Pontificia Comillas de Madrid, está basada en la microencapsulación del antibiótico, técnica en la cual INESCOP tienen demostrada experiencia y para la que cuenta con el apoyo del IVACE y los fondos europeos FEDER, a través del proyecto NANOCAB, que investiga sistemas de liberación controlada y localizada de antibióticos.

 

El antibiótico microencapsulado puede ser incorporado en uno de los componentes que forman el cemento óseo y su liberación se produce de forma gradual en contacto con los fluidos biológicos. De esta forma, se asegura una liberación controlada y localizada durante las horas siguientes a la operación, donde el paciente corre el mayor riesgo de infección.

El método convencional para el tratamiento de infecciones bacterianas es el uso de antibióticos sistémicos, a menudo suministrados por vía oral o intravenosa. También, los antibióticos aplicados directamente en la herida, aunque estos están limitados por la naturaleza fisiológica de la misma y, por tanto, no siempre aseguran que la saturación del fármaco llegue de forma homogénea a todas las zonas. Pese a las mejoras obtenidas en los últimos años, las infecciones en cirugía ortopédica siguen siendo un problema por resolver. Según los investigadores médicos, se estima que la infección se da en el 1% de las prótesis totales de cadera, alcanza el 2% de las de rodilla, ascendiendo a entre 5% y el 12% tras las cirugías de revisión protésica.

Por otro lado, la incorporación directa del antibiótico en el cemento óseo presenta ciertas limitaciones. Así, algunos antibióticos de uso común en las infecciones de prótesis articulares deterioran las propiedades físicas y químicas del cemento óseo hasta tal punto que hacen imposible su uso en la práctica clínica.

La labor de INESCOP en esta investigación no queda ahí, pues ya se está trabajando para que la tecnología de microencapsulación pueda ser extrapolada al tratamiento y prevención de otro tipo de infecciones relacionadas con el calzado y la salud del pie.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X